Consagración de las familias a los Corazones Unidos

Imprimir

"Es tiempo de que las familias se consagren a los Corazones Unidos."


A todas las familias se les pide que hagan una Consagración a los Corazones Unidos de Jesús y María.

Mensaje de Santo Tomás de Aquino

Viene Santo Tomás de Aquino.  Hace una reverencia y reza ante el sagrario.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”  Se sienta…“Tú sabes que los tiempos son peligrosos.  Hay mucha especulación acerca del futuro.  La gente vive con miedo, no confía.  Es tiempo de que las familias se consagren a los Corazones Unidos y que hagan una consagración personal a la Llama del Amor Santo.  Esto será como la sangre del cordero en el portal de sus corazones y sus hogares.  El mal pasará de largo.”  31 de Octubre del 2001

INSTRUCCIONES PARA LA CONSAGRACIÓN DE LAS FAMILIAS A LOS CORAZONES UNIDOS:
(Requerimientos mínimos)

1. Reúnan a la familia.

2. Lean los pasajes de la Escritura.

3. Recen las tres oraciones dadas.

4. Exhiban en sus hogares las imágenes de los Corazones Unidos y de María Refugio del Amor Santo.

 

 
 Corazones Unidos

Corazones Unidos

 María Refugio del Amor Santo

María Refugio del Amor Santo

 

PASAJES DE LA ESCRITURA

2 Crónicas, Capítulo 7, vs. 16
“Pues ahora he escogido y santificado esta Casa, para que en ella permanezca Mi Nombre para siempre. Allí estarán Mis Ojos y Mi Corazón todos los días.”

Éxodo, Capítulo 12, vs. 7 y vs. 13 
“Luego tomarán la sangre y untarán las dos jambas y el dintel de las casas donde lo coman... La sangre será vuestra señal en las casas donde moráis. Cuando Yo vea la sangre pasaré de largo ante vosotros, y no habrá entre vosotros plaga exterminadora cuando Yo hiera el país de Egipto.”


CONSAGRACIÓN A LA LLAMA DEL AMOR SANTO

Inmaculado Corazón de María, humildemente te pido que lleves mi corazón a la Llama del Amor Santo, que es el refugio espiritual de toda la humanidad. No veas mis faltas, ni mis fallas, más bien permite que estas iniquidades sean quemadas por esta Llama purificadora.

A través del Amor Santo, ayúdame a ser santificado en el momento presente, y al hacerlo, darte a Ti, querida Madre, cada uno de mis pensamientos, palabras y obras. Tómame y úsame de acuerdo a lo que te sea agradable. Permíteme ser Tu instrumento en el mundo, todo para la mayor gloria de Dios hacia Tu victorioso Reino. Amén.


OFRECIMIENTO DE LOS HOGARES A MARÍA REFUGIO DEL AMOR SANTO

María, mi Madre, mi Fortaleza, Refugio del Amor Santo, santifica esta casa por medio del Amor Santo.  Abre el corazón de todos los que habitan aquí para que sean santos.  Guíanos por el sendero del Amor Santo.  Triunfa sobre cualquier mal, ya sea una fuerza desconocida dentro de estas paredes, un hábito seductor o algún apego voluntario que hayamos escogido nosotros mismos.  Haz de esta casa un santuario del Amor Santo.  Amén.


CONSAGRACIÓN DE LAS FAMILIAS A LOS CORAZONES UNIDOS

Sagrados Corazones Unidos de Jesús y María, Ustedes son uno al desear la salvación, santidad, y santificación de cada alma. Consagramos a Ustedes nuestra familia, buscando Su Victoria en nuestros corazones y en el mundo. Reconocemos la perfección de Su Misericordia en el pasado, la abundancia de Su providencia en el futuro, y la suprema soberanía de la Divina Voluntad del Padre en el momento presente. Deseamos ser parte de Su reinado triunfante que comienza en este momento presente con nuestro “sí” al Amor Santo y Divino. Con la ayuda de Su gracia queremos vivir esta consagración en cada momento futuro. Así estaremos unidos en Su triunfo, queridos Corazones Unidos de Jesús y María. Amén.